Álex Mansilla: Regresa mi Malecón

Viví en el Malecón por muchos años, frente a Güibia. Vi cómo a través de los años se fue deteriorando, los gobiernos lo olvidaron, lo borraron. Así se fue perdiendo lo que una vez representaba, lo que era la fachada de nuestra ciudad.


Pasó mucho tiempo para que un visionario tuviera la oportunidad de cambiar aquella visión que aún conservaba de mi viejo Malecón: ese visionario joven fue David, quien se preocupó por volver a darle nuevamente vida a aquel olvidado Malecón. Tenía años que pasaba y era solo eso, un camino desapercibido, una ruta; ahora veo como mi Malecón ha vuelto a renacer y vuelvo a disfrutar nuevamente de lo que era solo un pensamiento de mis viejas añoranzas. Sentir de nuevo el olor del mar, la espuma de las olas que me salpican como llovizna en una caminata donde puedo disfrutar de su hermosa vista, donde puedo pasear sin peligro alguno y vivir los viejos recuerdos de mi infancia a través de mi querido Malecón, en mi ciudad.